91 266 00 57


Cerrar video
YouTube video

Últimos inmuebles en venta


Chalet independiente de lujo en la Moraleja 750 m2

Propiedad para reformar en Almagro

Magnífico ático con espectaculares vistas en Conde Orgaz

Piso de lujo en El Soto de la Moraleja de 225 m2

Magnífico ático con terraza próximo a comercios y parques

Exclusivo pareado en Puerta de Hierro

Piso ideal para inversores en el Parque de Conde Orgaz

Espectacular propiedad a estrenar frente a Retiro

Magnífico y moderno chalet independiente

Piso de lujo en El Encinar de los Reyes para inversores -114 m2

Paseando como Reyes por el centro de Madrid

Abr 12, 2024 | Lifestyle

La mayoría de las personas no tienen el privilegio de vivir en un palacio o castillo rodeado de jardines señoriales privados en los que poder pasear, por eso, hoy hemos querido preparar, para nuestros amigos y clientes de De Salas, un recorrido por dos de los mejores parques con historia creados en su día para Felipe IV, situados en una de las mejores zonas del centro de Madrid y en los que podrás pasear por todos sus rincones y escondites como el mismísimo rey. ¿Vamos?

en esta ocasión podemos decir que una de las múltiples ventajas de tener una de las oficinas de De Salas situada en el Barrio de Salamanca, concretamente en Serrano 45, nos permite estar a un paso de dos de los parques más espectaculares de nuestra ciudad. Por un lado, el Parque del Buen Retiro y por el otro, el Parque de la Quinta de la Fuente del Berro, y nos adentramos en ellos para conocer todos sus secretos aprovechando la llegada del buen tiempo.

Parque del Buen Retiro

Popularmente conocido como el Parque del Retiro, este parque es considerado una de las principales atracciones turísticas de la ciudad de Madrid, entre otras cosas por la multitud de figuras arquitectónicas y paisajísticas que van del siglo XVII al siglo XXI. Está protegido como Bien de Interés Cultural, como jardín histórico y desde julio de 2021 ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Se empezó a construir en la primera mitad del siglo XVII, en 1630 y se terminó 10 años después en lo que era una antigua propiedad del conde duque de Olivares para disfrute del rey Felipe IV, pero afortunadamente Carlos III permitió la entrada al público muchos años después, hasta que en 1868 quedó bajo la titularidad del Ayuntamiento de Madrid, gracias al cual podemos disfrutarlo hoy todos los ciudadanos.

Es considerado uno de los pulmones de Madrid, además de un lugar que ofrece ocio, cultura y deporte a sus visitantes.

Destacamos algunos de los elementos arquitectónicos e históricos del Parque del Retiro como el Palacio de Cristal, el Estanque Grande donde puedes dar un romántico paseo en barca, el Monumento a Alfonso XII, el Parterre francés que cuenta con el árbol más antiguo de Madrid que se calcula tiene unos 400 años, el Real Observatorio Astronómico, la puerta de Felipe IV, la fuente de la Alcachofa y las ermitas de San Pelayo y San Isidoro, que son de origen románico.

Algunas de las estatuas más visitadas del Parque del Retiro son la del Ángel Caído, que es la única escultura del mundo que representa al diablo, la noria de agua, la fuente de los Galápagos o el Bosque del Recuerdo creado como homenaje a las víctimas del 11 de marzo.

Además, dentro del parque destacan algunos jardines clasicistas con aires andaluces, como el Jardín de Vivaces y los jardines de Cecilio Rodríguez, los jardines del arquitecto Herrero Palacios, y la Rosaleda que cuenta con el “árbol de la felicidad”. 

También destacan la Casa del Pescador y la reabierta, tras dos décadas cerrada, Montaña de los Gatos, uno de los lugares más icónicos del parque, que debe su nombre a que en el pasado fue espacio habitual para las colonias de felinos, y que junto a la Casa del Contrabandista, ahora acogen el multiespacio de ocio y hostelería, Florida Park,.

Y del Parque del Retiro nos desplazamos hasta el Parque de la Quinta de la Fuente del Berro situado en el Barrio de Salamanca. Otro parque que se encuentra en los terrenos de lo fue la Quinta de Miraflores, encargado por Felipe 4 como un nuevo Real Sitio y que se remonta al siglo 17.

Este parque tiene una extensión de 13 hectáreas y ofrece a los visitantes jardines de tipo paisajista, con praderas, piedras rústicas y una gran variedad de árboles, como tilos, nogales, fresnos, álamos, cipreses, olmos, cedros y arbustos como madroños y acebos, entre muchos otros. Cuenta, además, con una gran diversidad de aves entre las que destacamos los pavos reales que viven en libertad y conviven junto a las ardillas.

No fue hasta 1941 que este lugar fue declarado jardín histórico artístico y en 1948 fue comprado por el Ayuntamiento de Madrid quien lo restauró y abrió al público en 1954 tal y como se conoce hoy.

Destacamos de este parque el monumento a Bécquer, la estatua dedicada al poeta Pushkin, numerosas fuentes, cascadas y un par de pequeños estanques, además de un pequeño palacete que es lo que queda de su pasado palaciego.

El parque se divide en 7 zonas:

El acceso principal con el Jardín de la Fuente de la Tripona, los jardines del palacete, el jardín central o núcleo, el llamado jardín del agua, el jardín bajo que da a la M30, los Taludes de Sainz de Baranda y el Jardín alto que enlaza con el Parque Sancho Dávila.

En definitiva, 13 hectáreas más para disfrutar de naturaleza y espacios verdes en plena ciudad que hacen de Madrid un lugar irresistible para vivir

Y hasta aquí nuestro vídeo de hoy, con el que estamos seguros te habrán entrado ganas de pasear por estos lugares. Nosotros volvemos muy pronto con mucho más estilo de vida De Salas.